February 13, 2019

January 30, 2019

January 16, 2019

January 9, 2019

October 3, 2018

August 22, 2017

Please reload

Entradas recientes

Educación Inclusiva

July 5, 2017

La inclusión educativa sigue siendo un enigma en México. Que si la escuela admite a un alumno con alguna discapacidad, que si se hacen adecuaciones curriculares, que si permite el acceso a los psicólogos y terapeutas, que si te exigen sombra etc. y más allá.

 

Como no hay censos confiables acerca de la vida de las personas con discapacidad en México no tengo citas que decirles de cuántos alumnos en promedio hay en el país con discapacidad, ni cuantas familias con hijos con necesidades especiales consideran que sus hijos tienen la oportunidad a una educación inclusiva. Lo que por experiencia propia sí les puedo decir, es que en nuestro país a pesar del gran movimiento por encontrar e implementar nuevos métodos a impartir en los salones de clases, sigue habiendo un escalón gigantesco que nuestros hijos con necesidades educativas especiales deben brincar, y no es de adaptación curricular, no es de burocracia, es la aceptación a algo desconocido por parte de los maestros.

 

En muchas escuelas al mencionar que Gil tiene síndrome de Down las respuestas inmediatas fueron: “no, aquí no trabajamos con necesidades especiales”, “ya no hay cupo dentro del salón para otro niño con necesidades especiales”, “no hacemos adecuaciones curriculares”, “no trabajamos con niños Down, solo con niños autistas”.    Todas respuestas por temor a algo desconocido.

 

Les he platicado de Miss Paty, la maestra de cuarto año de primaria de Gil, de lo impresionada que quedé en la primera cita al inicio del ciclo escolar, de lo tranquila que me quedé al ver su disposición por trabajar con nosotros para proporcionarle la mejor experiencia a Gil en el salón de clases. Ahora que llegó a su fin el año escolar, permítanme platicarles de mi admiración por el trabajo de Miss Paty, de los hechos logrados en este ciclo gracias a la dedicación a sus alumnos.

 

Gil no ha requerido de una adecuación curricular aprobada por la S.E.P., afortunadamente los colegios nos han permitido una comunicación estrecha con las maestras y han permitido que yo les proporcione material educativo adecuado para el nivel de aprovechamiento de Gil. Pero este año cada vez que le preguntaba a Miss Paty en qué temas la podía apoyar, ella me respondía: “no se preocupe yo le tengo material”. 

 

Un día me pidió le comprara a Gil los libros que manejaba con el resto de los niños, cosa que no hicimos desde el inicio de clases porque el año anterior los libros rara vez fueron abiertos.  

Si no hubiera tenido conocimiento de la experiencia de trabajo de miss Paty, sinceramente hubiera estado un poco preocupada por saber qué era lo que Gil estaba trabajando en la escuela. Pero como yo sabía que ella ya había tenido a un alumno con necesidades educativas especiales, también ella me dio a saber que al enterarse que tendría a Gil como alumno se puso a investigar un poco sobre síndrome de Down, le di su espacio confiando en ella.

En las ocasiones que tenia de platicar con ella me mencionada que Gil estaba trabajando muy bien, que ella apartaba unos minutos cada día para trabajar en algo específico a su nivel de trabajo. Cuando Christian, la terapeuta de lenguaje y psicóloga de Gil asistía a un día de observación, los comentarios siempre fueron muy positivos en cuanto al desarrollo social de Gil y a su participación dentro del aula.

 

A la hora de la salida un día me dijo miss Paty: “Gil se quiso llevar su libro de matemáticas con tarea”. Mi reacción fue: “¿Gil quiso tarea? ¿De matemáticas?” y para mi sorpresa era la misma tarea que se llevaron a casa sus compañeros, fracciones de 4to grado de primaria.

 

Este año escolar vivimos lo que es la inclusión educativa en todo su esplendor. Gil formó parte de equipos de trabajos, se le asignaron responsabilidades dentro del salón de clases, se le exigió participación, se le llamó la atención cuando lo ameritó, se le dio reconocimiento cuando se lo ganó. Aprendió temas a su nivel educativo y conoció temas con el resto de su salón.

Gil aprendió lo que es ganarse el respeto de sus compañeros de escuela y que él de la misma manera lo debe otorgar.  Aprendió que su maestra confiaba en sus habilidades y eso le dio fe en confiar en sí mismo.

 

Este ciclo escolar el salón de 4to. de Primaria del Colegio de Gil aprendió lo que es inclusión educativa, permitirle a su compañero con necesidades educativas especiales desarrollarse a su tiempo, darle su espacio para demostrar sus habilidades, proporcionarle apoyo cuando es necesario.

Estas lecciones los hizo un grupo más unido, más consciente de las diferencias que todos tienen y la mejor manera de trabajar como individuos en  grupo.

 

Miss Paty, gracias infinitamente por este año escolar, nuestro mejor año de aprovechamiento y de crecimiento.

 

Por parte de Gil le doy las gracias por las travesuras perdonadas, por los momentos de empuje y por el cariño sincero.

Por mi parte le doy las gracias por creer en él, por permitirle ser él  mismo. Gracias por llevarlo de la mano en todos los sentidos.

 

 

Please reload

Síguenos
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Archivo
  • Instagram Social Icon
  • Facebook Basic Square

Somos mas Parecidos que Diferentes