February 13, 2019

January 30, 2019

January 16, 2019

January 9, 2019

October 3, 2018

August 22, 2017

Please reload

Entradas recientes

Evaluaciones de un alumno con Necesidades Educativas Especiales

November 9, 2016

Comúnmente a los alumnos con necesidades educativas especiales (NEE) no los evalúan como lo hacen a los demás alumnos, es decir, en muchos casos no hacen exámenes regulares en sus colegios.

En nuestro caso Gil ha estado en escuelas inclusivas que no han buscado hacer cambios curriculares para Gil, un cambio curricular requiere de la supervisión de la Secretaría de Educación y es un proceso que hasta hoy no es fácil para las familias especiales,  hemos podido avanzar en la educación escolar de Gil sin hacer este proceso.

 

Hay algunos casos de alumnos NEE en que la evaluación de aprovechamiento académico puede ser realizado por la escuela en formas “creativas”; evaluación verbal, evaluación continua, evaluación por observación. El propósito de estas técnicas es lograr designar una calificación medible en relación a las habilidades del alumno.

En lo que es ser un alumno con síndrome de Down no hay evaluaciones especificas, no hay un estándar para las escuelas.  Se podría implementar lo que es la evaluación constante, esta es hacer anotaciones del aprovechamiento del alumno en cada tema que le es presentado. Este método es implementado con los alumnos que asisten a escuelas especiales o alumnos que cuentan con sombras en su salón de clase, ya que es un método que requiere una atención sumamente detallada y es muy difícil llevar por una maestra que cuenta con 15 a 30 alumnos en su clase.

 

Nosotros recurrimos a una especialista de Neurodesarrollo y Educación Infantil para obtener una evaluación general de Gil. Se le aplican varias pruebas intelectuales, de neurodesarrollo y de comportamiento mediante la evaluación de varios instrumentos psicométricos. Es un proceso que lleva de 5 a 8 sesiones de 60 minutos cada una.

Hace poco platicando con un amigo y comentándole que Gil andaba de mal humor porque precisamente estaba en periodo de evaluación me hizo la pregunta: “¿y para qué le hacen esas evaluaciones, de qué te sirven?”, me hizo la pregunta en el tono en que un marido le podrá preguntar a su esposa: “¿para qué quieres otro par de zapatos?”, me tomó por completa sorpresa. Yo sé que su pregunta no fue con una intención mal dirigida, pero si tan solo hubiera pensado un momento y se hubiera hecho la misma pregunta en relación a la las evaluaciones escolares de su hija fácilmente tendría la respuesta, “porque quiero saber cómo va”.

 

Gil no asiste a la escuela para que le sirva de guardería, no asiste a terapias para pasar el tiempo, no pasamos horas haciendo trabajo en casa para que no se aburra. Hacemos todo este trabajo para que obtenga conocimientos, para que sea una persona que tiene mucho más que compartir con el mundo que solo ser una persona con Síndrome de Down, y para que aprenda a navegar en este mundo. Esto lo logra igual que cualquier otra persona; estudiando, aprendiendo, intentando, esforzándose. La manera en que sabemos “como va” es a través de estas evaluaciones.

 

Las evaluaciones y los resultados que nos dan son el punto de partida para saber qué le podemos exigir, saber qué habilidad es la que más le cuesta trabajo obtener y así poder hacer un plan de trabajo que le apoye en seguir progresando.

 

Las personas con Síndrome de Down responden a la estimulación intelectual como cualquier ser humano. Son capaces de aprender y de hacer. Enfrentan obstáculos, batallan con las ideas arcaicas del Sistema Educativo y del público en general, se tienen que adaptar al mundo "normal" como puedan, van a terapias  desde que el Pediatra les da el visto bueno para andar en la calle para obtener habilidades que a otros  no les cuesta tanto esfuerzo.

Toda persona que pone un granito de esmero en algo quiere medir su progreso, quiere dar el siguiente paso. En el caso de una familia con un hijo con necesidades educativas especiales esta tarea cae en nosotros los padres, quienes luchamos por qué nuestros hijos no queden encajonados como “especiales” a quienes no se les da la oportunidad de aprender y ganarse un reconocimiento ya sea en la forma de una diploma o en un “bien hecho” por parte de su maestra.  Yo quiero que evalúen a mi hijo como alumno que es, por su propio esfuerzo, por el trabajo que hace todos los días, porque no deja que alguien le diga “no sabes”.

 

La naturaleza humana es la búsqueda de conocimientos, la búsqueda a las respuestas de nuestras miles de preguntas. Nuestros niños con Síndrome de Down no son diferentes en este respecto, ellos también saborean sus triunfos y lloran sus derrotas, pero igual que los demás y muchas veces a diferencia de los demás, ahí van de nuevo, hasta que la prueba quede superada.

 

Please reload

Síguenos
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Archivo
  • Instagram Social Icon
  • Facebook Basic Square

Somos mas Parecidos que Diferentes