Buscar
  • Sandra R.

2019


Así que ya les platique de la pasada del 2018 en mi estado de vista borrosa, hoy les quiero platicar de cómo hemos comenzado el 2019.


Tanto Gil como yo tenemos un sentido reencontrado de productividad que nos tiene sorprendidos a los dos. Él salió de vacaciones escolares en Diciembre pidiendo nunca regresar y aunque eso no ha cambiado mucho su trabajo en casa y terapias ha incrementado bastante en resultados y motivación, yo me encuentro más enfocada y con una mente más organizada para logar un buen ritmo en las tareas cotidianas y las no tanto.



La primer tarea del año fue hacer una lista de propósitos, a diferencia de años pasados en los que se planteaban metas fijas y esenciales que se tenían que cumplir, este año para no sentirnos atados a una meta o metodología hemos hecho propósitos, no los típicos “bajare de peso, seré más productivo, sacaremos mejores calificaciones en la escuela”, lo que hemos hecho son propósitos de intención, por ejemplo uno para Gil es “haré el intento de hacer cosas que no me gustan”.


¿Qué cambio del 2018 al 2019? ¿Porque este año relativamente aún nuevo tiene más importancia que el año vencido?

La respuesta puede ser tan sencilla como decirles; porque ya recargue batería, pero en realidad la respuesta es más profunda. Este año vienen fechas importantes para nuestra pequeña familia, festejos de cumpleaños que marcan décadas, cumpleaños que marcan la introducción oficial de Gil a la adolescencia, graduaciones que nos llevan a una nueva etapa de vida. Es un año en el que realmente quiero estar presente, no me quiero perder de nada.

No se trata de simplemente decir “ok este año prestare atención”, he trabajado en crear un sistema para no perderme en las horas del día, porque siendo sincera las rutinas se vuelven monótonas, hay cosas necesarias que deben permanecer constantes pero mi meta final es agregarles un poco de sabor. Lo pongo así, termine un cuaderno de apuntes, estoy emocionada por comenzar el siguiente.


Hemos comenzado el 2019 con retomar pequeños hábitos que nos ayudaran a llegar al ritmo que quiero cumplamos este año, entiendo que si desde hoy nos lanzo por alcanzar las estrellas lo más probable es que caigamos de golpe y no logremos el cometido, pero mírenme aquí, platicando con ustedes por segunda ocasión en este 2019, ya casi le gano a lo que logre en el 2018, y Gil está tomando clases nuevas probando cosas que no le gustan. Poco a poco, paso a paso vamos avanzando.


¿Ustedes hicieron algún cambio en su rutina para este 2019?


So I told you of the slumber I passed 2018 with, today I want to tell you how we’ve started 2019.


Gil and I have a new sense of purpose which frankly has us both surprised considering how 2018 went down, but still some things like Gil not being thrilled to go to school remain. The work he does in his therapy sessions and at home has greatly improved, also his motivation is up and so are his results, I find myself more focused and calm giving me the chance to organize my thoughts and set a system that is helping me with everyday tasks.


The first thing we did in this New Year was to create a list of intentions, not resolutions or goals that had to be done by the end of the year, a list of things we would like to do, our list include things like “I will try to do things I do not like”.


What change from last year, which is only a few weeks gone, to know? Why is this year more important?

Well I could answer it very simply by saying I feel rejuvenated, but the truth is so much more than that. 2019 brings big changes for our little family, birthdays that mark new decades, a birthday for Gil that takes him into his teenage years, and graduations that mark a new stage in life. I want to be present for everything, like the song says “I don’t want to miss a thing”.


It’s not a matter of simply saying “ok I’m here now”, life doesn’t work that way, I have surrounded us with a system that will keep us focused because truthfully life can be monotonous, some things must remain structured, my end game is to make them a little more fun.


We’ve started by reclaiming some simple habits that will help us get a good rhythm going because I know that if we go in at 60 mph we will likely crash and burn, but I think we have a good thing going I mean here I am chatting away with you in my second blog post, I’m almost at the same number of entries I did in all of 2018, and Gil is in a new class and loving it, so far.

Little by little this train keeps moving forward.


Have you done something to change up your 2019?


#Familia #Acompáñame #VidaDiaria

17 vistas

Somos mas Parecidos que Diferentes