Buscar
  • Sandra R.

Figura Pública


En la comunidad síndrome de Down de México terminamos el año con la nota de un comentario hecho de muy mal gusto por una personalidad pública. Esto fue seguido por una disculpa que empeoró el asunto, y sigue con una demanda presentada.


En su momento, compartí unas cortas líneas en las que daba mi opinión y hace unos días platicando del tema con mi mamá me preguntó: "¿por qué no te enojaste como otras personas?"


En realidad me sorprendí más que cualquier cosa y me decepcioné de una personalidad pública a la que había admirado. Pero no es la primera vez que una persona conocida, escuchada y respetada salga con alguna burrada donde deja descubierta su completa o parcial ignorancia sobre algún tema de interés. El público se ofende, otros se escandalizan, los medios comentan, el tiempo pasa y la vida sigue.


Lamentablemente nuestra familia ha sido receptora más directa de discriminación por parte de psicólogas infantiles, educadoras y quienes creía yo que eran amistades. En esos casos el coraje me hizo ver rojo; reaccione y defendí. También en todas estas instancias recordé una lección de una sesión de escuela de padres: "el mundo sigue siendo cruel, no podemos cambiar todo, y por esto debemos preparar a nuestros hijos".

Tristemente esa es la realidad.


Al responderle así a mi mamá, ella insistió: "pero es persona pública, debe tener más conocimiento, más conciencia".

Sí, se supone que debe tener más conocimiento, pero mostró en más de dos ocasiones que no lo tiene. Yo como madre de un niño con Síndrome de Down, como blogger en la comunidad Síndrome de Down, no respondo a su ignorancia con palabras de coraje, odio o insultos. Mi respuesta en Facebook fue corta:

"No es cuestión de ofrecer y aceptar una disculpa, es cuestión de conciencia. Es cuestión de ayudar a crear una sociedad que no piense que una discapacidad es un insulto, broma o sustantivo. Es cuestión de vivir en una sociedad empática, inclusiva y que respeta.Tengamos público o no, seamos conscientes del poder de nuestras palabras."


Ahora me pongo a pensar: ¿cómo es posible que alguien hable así como lo hizo el señor? Tratando de racionalizar sus palabras caí en cuenta de varias cosas:

  • La edad del señor, tal vez en sus tiempos era perfectamente aceptable hacer comparaciones por el estilo.

  • Es muy probable que en su niñez o adolescencia nunca convivió con alguien que tuviera alguna discapacidad. Quizá los vio por ahí, mas la vida no lo puso en contacto directo.

  • Recuerdo que él no es un padre en la comunidad Síndrome de Down, así que no sabe y es obvio no le interesa saber.

  • Tampoco sabe que el Síndrome de Down no es enfermedad, que no es sufrimiento.

  • Y lo peor, no sabe el poder del mal empleo de unas palabras, que no hay borrador para declaraciones inmortalizadas en el internet.



Hemos avanzado tanto desde los tiempos en que se les decía "mongolito" a las personas con síndrome de Down, en que se tenía a los niños encerrados en las casas porque ninguna escuela los aceptaba o porque daba pena que los vieran.


Hemos llegado lejos de los tiempos en que el diagnóstico de una discapacidad nos marcaba como marginados de la sociedad, pero la verdad es que aún nos falta muchísimo más.



Si eres amigo de la comunidad síndrome de Down y tu reacción a esta situación fue de coraje, si tu instinto fue defender a la comunidad eso quiere decir que como sociedad vamos avanzando.

Hay miles de batallas todos los días, y sinceramente hay batallas que uno como padre de familia no puede luchar solo, así que si te enojaste, si le pediste al señor que se educara, si te indignó su postura, gracias.


Gracias por correr el mensaje de que las personas con Síndrome de Down NO son "esas personas" como él se refirió, síndrome de Down NO es una enfermedad.


Alguien con síndrome de Down es como él, como tú, como yo, personas que merecemos respeto basado en nuestras acciones, y él ha perdido el respeto de muchos.


Permitamos que la lección que deje esta situación no sea evidenciar la ignorancia de una figura pública con seguidores e influencia, sino que habemos muchas más personas luchando por una sociedad inclusiva, que no sea solo de palabras sino de acciones.

#ÁmbitoSocial #Acompáñame #Opinion

42 vistas

Somos mas Parecidos que Diferentes