Buscar
  • Carmen Moreno

La terminación de otro ciclo escolar


Al fin llegamos al cierre del ciclo escolar 2015-2016, ¿como les fue a ustedes?


Miss Carmen nos platica de como analiza los resultados del año, comenta de como analiza el aprovechamiento de sus alumnos.

Me hizo pensar ¿que sera el resultado final para Gil? Para nosotros este año fue difícil. No tuvimos mucho apoyo por parte de la escuela y hubo frustraciones por parte de Gil, al analizar el año escolar llego a la conclusión de que hubo dos grandes enseñanzas para Gil.

La primera siendo "no rendirse", Gil tomo iniciativa de buscar los temas que le fueran de mayor interés a el y los persiguió todo el ciclo escolar.

Y la segunda enseñanza es "adaptarse", ahora si que no le quedo de otra a Gil que adaptarse a la situación por el mismo, no me tenia a mi o sus terapeutas para guiarlo en los cambios que ocurrieron en la escuela.


Tomamos lo negativo que ocurrió este ciclo y lo tendremos muy presente para evitar cometer los mismos errores este año escolar que viene.



Carmen Moreno es Lic. en Asesoría Psicopedagogica egresada de la Universidad Autónoma de Baja California, esta certificada por la Universidad Estatal de San Diego como maestra ESL.



A continuación nos cuenta de su experiencia al cierre del ciclo escolar.



En estas fechas es muy común saber que muchos de nuestros alumnos culminan su educación, ya sea preescolar, primaria, secundaria o cualquier otro nivel y es entonces cuando podemos ver las fiestas, los bailes, regalos, fotos familiares, birretes y mensajes de felicitación. Está claro lo importante que es para ellos y para los padres de familia saber que han concluido una meta en su vida.


Pero en este caso, vamos a enfocarnos en los alumnos que están en el camino; en la cuesta para llegar a esa meta.


Por experiencia personal estas ultimas semanas, los maestros analizamos sin esfuerzo cuánto logramos y cuánto lograron cada uno de nuestros alumnos, y digo -sin esfuerzo- por que es posible saber, tan solo con observar el desenvolvimiento de un niño, o al escuchar su respuesta a la pregunta de un adulto, al sentarnos con ellos y hablar sobre matemáticas, español o cualquier otra materia. Considero que en cualquiera de estas situaciones sabríamos del crecimiento y los aprendizajes que han tenido nuestros niños durante un ciclo escolar. Entonces podemos estar conscientes que no hay un ciclo escolar en que no halla un aprendizaje. Tal vez ese aprendizaje no estaba establecido como un objetivo a cumplirse, pero los niños son autodidactas por excelencia y no solo en materia educativa, si no hablando de una educación integral.

Hay una frase muy trillada en la que hacen referencia a los niños como ¨esponjitas¨, imaginemos ahora todo lo que absorbieron durante este año escolar ya que los ambientes en donde nuestros niños se desarrollan no son estáticos, la escuela por ejemplo, a pesar de poseer una rutina bien establecida es un ambiente flexible por naturaleza, porque en su mayoría está compuesto de seres humanos en desarrollo.


Se asoman las vacaciones y los alumnos se muestran ansiosos por ese tiempo libre, un receso muy merecido en relación a su esfuerzo durante todo el ciclo escolar. Recordemos que siempre hay metas cumplidas, tal vez no las veamos reflejadas en este momento, pero si en un futuro.


Los niños, en un ambiente educativo regular en educación primaria, están muy al pendientes de lo que pasa a su alrededor. Para nosotros los adultos, quizá hay cosas que pasan desapercibidas, pero para ellos no... tan solo pensemos que son 7, 8, 9, 10, 11 o 12 años que tienen observando este mundo, entonces cada cosa que pasa por sus ojos y cada experiencia es captada inmediatamente y categorizada a su vez, lo cual va empujando su crecimiento, desarrollando sus funciones cerebrales, definiendo su personalidad y por supuesto acrecentado sus conocimientos en materia académica.


Entonces seamos conscientes de los aprendizajes que tuvieron día a día, y por ende de los grandes logros de cada ciclo escolar. Seamos más sensibles a los esfuerzos de los niños- que grandes o pequeños a nuestra percepción- son esfuerzos y merecen ser reconocidos. Mi sugerencia es que felicitemos a nuestros niños por haber concluido otro ciclo escolar, sin importar el grado que sea.


Preguntemos sobre lo que aprendieron en el salón, cómo se sintieron, cuáles fueron sus momentos favoritos y cuales no fueron agradables para ellos, como se sienten en este momento que pasarán a otro grado escolar, si es necesario tomemos nota de los objetivos académicos que no se cumplieron y evitemos culpar o presionar al niño por alguno no cumplido, pues la frustración puede ser paralizante para un niño.


El logro de un objetivo, implica el surgimiento de uno mayor. Procuremos siempre en nuestros niños el amor por el aprendizaje... alimentemos la curiosidad que nos impulsa para nunca dejar de aprender.

#Escuela #Colaboracion #Invitado

7 vistas

Somos mas Parecidos que Diferentes